Opinión

Carlos Bonfil: Sueño en otro idioma

Evocar una lengua indígena en proceso de desaparición y mostrar paralelamente el abandono de una sólida amistad viril en beneficio de un agrio rencor irreductible, son las dos propuestas complementarias que con sutileza y aplomo conduce a buen término el cineasta Ernesto Contreras (Párpados azules, 2007) en su película más reciente, Sueño en otro idioma (2017). Quien asiste a este doble drama es Martín (Fernando Álvarez Rebeil), un joven lingüista que se aventura hasta un rincón perdido de Veracruz para estudiar e intentar el rescate de una lengua zikril (idioma ficticio que imagina el guionista Carlos Contreras) que ya sólo hablan con propiedad dos ancianos y de la cual el resto de la población apenas conoce frases sueltas y alguna canción vuelta casi arrullo ancestral.
Source: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *