Estados

Fiestas

De manera recurrente, en el Consejo Ciudadano le advertimos a los capitalinos que el crimen es, fundamentalmente, un negocio. Y uno muy bueno, en ocasiones. Desde la semana anterior, como cada año, entramos a la quincena favorita para muchos de nosotros; por un lado, recibimos dinero extra por aguinaldo o bonos, planeamos (espero) las compras de regalos y juguetes, y en general, gastamos para las fiestas navideñas. Sin embargo, por otro lado, ésta también es la temporada que los delincuentes aprovechan.

Ya sea en las calles, dentro del transporte público, en tiendas o afuera de los cajeros automáticos, los ladrones de distinto tipo actúan en una época en la que, de manera justificada, tendemos a estar más relajados. La empatía que traen estos días, los buenos deseos para el año siguiente, las fiestas de la oficina o las reuniones familiares son el clima ideal para sorprender o afectar a cualquiera.

Tomemos como ejemplo el robo de celulares. En esta temporada, cuando varias líneas del Metro o el Metrobús se saturan más de lo común, grupos de ladrones empujan, distraen y aprovechan la aglomeración para arrebatar uno de los miles de dispositivos móviles que traemos a diario y que, en consecuencia, son regalos para muchos en estos días.

Las recomendaciones son simples, pero muy poderosas: evitemos sacar el celular mientras estamos en medio del tumulto. Si nos llaman o nos mandan un mensaje, esperemos a bajarnos para responder, y nada de estar perdido en la pantalla del celular mientras caminamos o hacemos compras.

Vayamos ahora al manejo del dinero para los regalos. Siempre será más seguro pagar con tarjeta (en presencia de la terminal, por favor) que llevar efectivo, pero si esa es nuestra costumbre, hagamos primero un plan de gasto y un pequeño itinerario de las tiendas que visitaremos.

Puedo asegurarles que ningún delincuente en la Ciudad de México o en el país posee rayos X para saber quién trae dinero o tarjetas; no obstante, saben que esperar en la tienda y observar es la mejor manera de averiguarlo.

Por ello, si vamos con el dinero “justo” y ya con la idea clara del regalo y la tienda, la misma concentración de personas les dificulta identificar a su víctima. Es precisamente quien va distraído o no sabe qué comprar, el candidato perfecto para ser víctima de un robo.

Ahora, si salimos de vacaciones, es muy importante seguir los siguientes pasos: entreguemos un juego de llaves a un vecino de confianza o a un familiar que se queda a disfrutar de la ciudad casi vacía. Que ella o él se dé su “vuelta” y verifique que todo está en orden en nuestro domicilio y retire la correspondencia de la entrada; ésta es una época de promociones, catálogos y ofertas a meses sin intereses, tanta carta se vuelve una señal para el ladrón de que el inmueble estará desocupado varios días.

Prohibido dejar una luz prendida “para que vean que hay alguien”, porque también es una indicación de que no hay nadie. Lo que funcionó para nuestros abuelos y nuestros padres, hoy no sólo no engaña a los delincuentes, sino que los alerta.

La misma precaución es válida para las redes sociales abiertas. Como veremos en los siguientes días, las fotos y los mensajes relacionados con los días que pasaremos en la playa o en cualquier otro sitio turístico de nuestra preferencia se comparten con tal detalle que cualquier persona sabe cuántos días estaremos ausentes, entre ellos los criminales (como lo lee). Existen filtros y medidas de seguridad que restringen el acceso.

Beber y manejar siempre será una mala idea, pero beber en la fiesta de fin de año de la oficina, seguirla hasta la madrugada y no saber cómo regresamos a casa es una invitación al delincuente que opera en las calles buscando víctimas. Evitemos perdernos en lugares públicos o despertaremos con una desagradable sorpresa y posiblemente en “El Torito”.

Estar bien comunicados, unidos y precavidos les complica mucho el trabajo a los delincuentes. Hagámoslo con la convicción de que, como ciudadanos, podemos hacer mucho por vivir seguros; para denunciar cualquier hecho o delito en esta temporada tenemos el 5533-5533 las 24 horas, los siete días de la semana, todo el año. Usémoslo y tengamos a la mano la asistencia del Consejo Ciudadano en todas sus plataformas.

Finalmente, para usted y para los suyos, las mejores fiestas y que 2018 nos traiga las bendiciones posibles. Creo que las vamos a necesitar. Felicidades.

                Twitter: @LuisWertman

Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Source: Estados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *