Opinión

José Steinsleger /II: Vladimir Putin: Russia first

Los agentes y espías entrañables pertenecen a la ficción y los aborrecibles son oscuros personajes que cobran en las nóminas del Estado. Entre los primeros figuran el James Bond de Ian Fleming (1908-64), que en plena guerra fría cautivó a las juventudes de Occidente, o el Johann Weiss (alias de Alexandr Belov) de Vadim Kozhevnikov (1909-84), que en sus novelas estimuló el idealismo de jóvenes soviéticos como Vladimir Putin.
Source: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *