Estados

Lady Bird

 

El debut como directora de la actriz y escritora Greta Gerwig se estrena este viernes en México. Lady Bird contiende por cinco premios Oscar: Mejor Película, Mejor Actriz  (Saoirse Ronan), Actriz de Reparto (Laurie Metcalf), Mejor Dirección y Mejor Guión, ambos de Gerwig.

Lady Bird es una comedia independiente con tintes de drama, sensible e inteligente, sobre la adolescencia femenina. Dista de ser una chick flick vacía, como las que con frecuencia nos manda Hollywood y, además, está bien sustentada en un sólido guión y un ensamble de actores muy bien seleccionado.

Con tintes autobiográficos, la acción sucede entre 2002 y 2003 en Sacramento, capital del estado de California, que no por eso es cosmopolita, divertida o emocionante. La frase inicial, que reza más o menos así, lo dice todo: “Quien habla de hedonismo en California, nunca ha pasado una Navidad en Sacramento” (Joan Didion).

Lógicamente, no es una ciudad para una adolescente como Christine, que se ha hecho llamar Lady Bird porque se le da la gana. Interpretada por Saoirse Ronan, con pelo pintado de rojo y acné evidente en la cara, es una niña echada para adelante, que a sus 17 años sabe lo que quiere, y eso es salir de Sacramento para estudiar en una universidad del Este. Ronan está a la medida de este personaje, que lleva tensas relaciones con Marion, su complicada mamá enfermera, muy bien Laurie Metcalf; que convive armoniosamente con su papá, Tracy Letts, como siempre, convincente, y sobrelleva a un hermano adoptado que vive en la casa con su novia.

Aunque Greta Gerwig ha desestimado los comentarios en torno a lo autobiográfico de la película, hay signos que no dejan muchas dudas: ella nació en Sacramento, de madre enfermera, padre experto en sistemas; igual que su protagonista. Su propia vida le da un buen margen de inspiración.

La relación entre Lady Bird y Marion no es diferente a la de cualquier adolescente impaciente y una madre asfixiante: se quieren, pero a ratos no se soportan. Tienen momentos entrañables como su viaje en coche escuchando un audio libro de Las viñas de la ira, que a las dos hace llorar, y a los pocos minutos están gritándose y peleando. Es una honesta y fresca película sobre madres e hijas.

Rodeada de adultos que la descalifican constantemente, Lady Bird nunca deja de creer en sí misma y busca su propio camino siguiendo sus inclinaciones artísticas, a pesar de las constantes negativas de su mamá para que no presente solicitudes en las universidades y se quede en Sacramento.

Saoirse Ronan es la selección perfecta para dar vida a una adolescente en plena búsqueda de su identidad, que adora a su familia, pero no se ha dado cuenta que quiere descubrir el sexo, rebelarse, sentir, vivir, ser libre. Todo al mismo tiempo, como hacen los adolescentes.

Está entre las nueve nominadas como Mejor Película. No va a ganar, pero ya estar ahí es un gran paso para la debutante Greta Gerwig.

Muy recomendable.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Source: Estados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *