Opinión

Raúl Criollo y Jorge Caballero: El estante de lo insólito

Muchos héroes del cine y la historieta viven sus lances heroicos bajo antifaces, capuchas y máscaras; ese resguardo de la doble personalidad transfigura sus sombras en la de seres de otra categoría, la que toca la agudeza temeraria y el manto de bondades inmortales. Desde las tradiciones de viejos relatos hasta las narraciones que fundaron credos, los líderes lo arriesgan todo, muchas veces, encubriendo su nombre y su rostro como el pase de lo esotérico, lo milagroso, lo que sólo es crónica de hazañas de gloria, al límite de que la vida se abisme entre espadas, saltos y cabalgatas, protegiendo la identidad común para evidenciar la segunda alma, la del personaje resistiendo frente a la Muerte.
Source: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *